header-image

Jaspe + Kasuri: El tejido en Ikat de México y Japón por Carla Fernández

16/11/2016

“Jaspe, shibori y sostenibilidad: un acercamiento a la tierra, la cultura y la gente a partir de los teñidos de reserva»

Estamos muy emocionados de anunciar nuestra participación en el 10º Simposio Internacional de Shibori (10iss): Shibori (Amarre), Ikat (Jaspe) y la sustentabilidad; un acercamiento a la tierra, las culturas y la gente . El 10.º encuentro ISS se llevara a cabo en Oaxaca, México con la co-dirección de Alejandro de Ávila y Yoshiko I. Wada. El simposio será organizado por el World Shibori Network (WSN) en colaboración con los directores de la Fundación Alfredo Harp Helú, Jardín Etnobotánico de Oaxaca, Museo de Textil de Oaxaca, Centro de las Artes de San Agustin (CASA) y El Centro Cultural San Pablo, WSN – Japan y la universidad Polytecnica de Hong Kong.

Para esta celebración y discusión abierta sobre las infinitas posibilidades de la artesanía y el arte textil, nuestra exhibición en el Centro de las Artes de San Agustín (CASA) muestra piezas creadas con la técnica tradicional de textil de rebozo (por Don Fermin Escobar de la comunidad de Tenancingo, Estado de México), y la técnica japonesa de Kurume Kasuri por Mr. Noguchi y el Dr. Torimari.

La palabra «kasuri» se origina del malayo «amarre» o «nudo». La técnica del textil kasuri se basa en el amarre y teñido en conjunto de hilos verticales y horizontales que tejen un diseño. La técnica se origina y penetra a partir de la India, su lugar de creación, hacia Persia y el Sur de Europa, desde China a Asia del Sur hasta Ryukyu.
Los tipos representativos de kasuri hechos en Japón son el Hingo-kasuri en Hiroshima, Iyo-kasuri en Ehime, y Kurume-Kasuri de Fukuoka.
El kurume-kasuri no fue transmitido por el continente, pero nació a raíz de la vida diaria: la gente trabajaba su telar y tejía prendas para su familia, lo que se desarrolló como kasuri con sus creatividades.

Para involucrar el trabajo textil de Rebozo en la creación de las piezas, creamos un diálogo de vestimenta sobre el origen de la prenda, viendo que sus versiones tradicionales muestras influencias indígenas, europeas, y sobretodo asiáticas. Los rebozos tradicionales son tejidos en telar de pedal a partir de algodón, lana, seda o rayón en variadas longitudes pero todas con un patrón similar (usualmente del método de teñido Ikat) y tienen flecos, los cuales pueden ser tejidos a mano para crear diseños complejos. La prenda de rebozo es considerada parte de la identidad mexicana y casi todas las mujeres mexicanas tienen al menos uno.

Conoce más sobre el simposio y el programa completo en el sitio oficial de 10iss, aquí.

Tags: