header-image

Danzas y Ceremonias: La Colección de Primavera y sus Procesos

15/02/2017

La colección “Danzas y Ceremonias” está diseñada para bailarse. Los vestidos son instrumentos que el cuerpo toca conforme se mueve: los listones de colores cobran vida y los carrutos de metal marcan su propio ritmo. Éstos son los mismos sonidos de los carnavales de Sahuayo, Michoacán, que invocan a la lluvia o los que resuenan en la danza curativa Pow Wow de los indígenas norteamericanos. Los espíritus prehispánicos recortados en papel amate, que se hacen en San Pablito Pahuatlán, también son una ofrenda a la tierra para procurar las buenas cosechas: estas figuras son recurrentes en las prendas de la colección.

Tintes Naturales

El tinte hecho a base de grana cochinilla era, junto con la plata, uno de los materiales más exportados y costosos de México durante la Colonia. Con el paso del tiempo, los tintes sintéticos desplazaron a los tintes naturales. Consideramos el regreso a estas prácticas milenarias como un nuevo lujo, pues es un método sustentable, que se hace a pequeña escala y busca el equilibrio con el entorno. La gama de colores que da la grana cochinilla va de un rosa pálido a un fuchsia encendido, pasando por un rojo sangre. En Hueyapan, Puebla, el grupo de artesanas tintoreras que se llama “Mujeres conservando raíces” cultivan la cochinilla en una granja y pintan las telas con éste y otros extractos, tomados de varias plantas, como explica Rosa Hernández Lucas:

“El nogal es de los colores que usamos más. Da el color café en muchos tonos, baño tras baño: en el primer baño tienes un café oscuro casi negro y para el último ya es un color beige clarito. El cempazúchitl da varios tonos de amarillo; y el verde se saca del tezuath, una planta que se da aquí en la región. También se usa la corteza del árbol de varangola que da un tono chedrón y la cochinilla que nos da el rojo. El añil se compra con un señor que lo trae de Oaxaca”.

Parte de lo que hicimos en los talleres con las artesanas fue crear un juego visual, por medio de la técnica de dobleces japonesa “shibori”. El resultado es un estampado donde la presencia del tinte aparece en un camuflaje de colores.

Papel Amate

“Xutï” significa “espíritu” en lengua otomí.

El recorte de los espíritus en papel amate de San Pablito Pahuatlán es una tradición y creencia que se practica desde la época prehispánica. A principios del 2015, un grupo de artesanos de esta región nos buscó para desarrollar nuevos diseños. Cuando llegamos a la cima de la montaña de San Pablito, ya se empezaba a escuchar el golpe de las piedras volcánicas que usan para extender la pulpa del amate: “la naturaleza nos brinda el recurso para ofrendarle nuestro arte”, dice don Juan Santos, maestro artesano de esta comunidad.

El recorte de espíritus es una ofrenda a las deidades que dieron vida a los hombres y la tierra, y se hace para propiciar la abundancia en las cosechas. El señor del monte y la madre Tierra son los creadores de la vida, por lo que son los espíritus más importantes; después de ellos siguen el espíritu del maíz, del cacahuate, de la granada, del chile, de la piña, del café, del cacao, del tamarindo, entre otros: “cada espíritu es un guardián de algo: las aves del monte, por ejemplo, son las que cuidan el campo y la cosecha. La madre Tierra es la diosa que los otomíes veneran y el señor del monte representa la vida en la tierra. En uno de sus brazos tiene a un hombre y en el otro, a un animal”, explica don Juan Santos.

La familia Santos continúa con la tradición:

“ésta es una práctica que ha pasado de generación en generación y nosotros somos sustitutos en este arte”.

Rebozo

Poca gente conoce las técnicas tan exquisitas con la que se elabora el rebozo, la prenda mexicana por excelencia. La forma de teñido se llama jaspe o ikat. Un rebozo se confecciona en un mes y medio, siempre y cuando no llueva y la humedad retrase alguno de los procesos. Estas historias han permanecido ocultas a través de los siglos en nuestro país, nuestro deber es hacerlas parte de nuestro legado y convertirlas en los negocios del futuro, en tradiciones que se mantienen porque son bellas, necesarias y porque crean objetos apreciados en el mundo.

La Colección “Danzas y Ceremonias: Primavera Verano 2017” estará disponible en tiendas el 13 de Marzo